This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

¿Cuáles son las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva? ¡Resolvemos tus dudas!

¿Cuáles son las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva? ¡Resolvemos tus dudas!

A nadie se le escapa que hoy en día los vehículos incorporan un arsenal prácticamente infinito de ayudas a la conducción y sistemas para proteger a sus ocupantes, pero por mucho que evolucione el mundo de la automoción sigue resultando fundamental conocer cuáles son las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva.

Y es que aunque se parezcan y ambos conceptos persigan el mismo objetivo (evitar que los pasajeros sufran daños), lo cierto es que no tienen nada que ver… aunque se retroalimenten. Es decir, que la existencia de uno mejora la del otro y viceversa. Pero bueno, vamos a dejarnos de tanta cháchara y vamos a pasar a descubrir cuáles son las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva.

diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva

Estas son las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva

En su diccionario de lengua española la RAE define el adjetivo «activo» como aquello «que obra o tiene capacidad de obrar», mientras que se refiere a «pasivo» como «que implica falta de acción o de actuación». Pues bien, en el caso de la seguridad activa y la seguridad pasiva sucede exactamente lo mismo: la seguridad activa tiene capacidad de obrar, porque en todo momento se encarga de evitar un posible accidente.

Por su parte, la seguridad pasiva no actúa para evitar un accidente, sino que trabaja una vez se ha producido para minimizar sus consecuencias. Ahora lo explicaremos más en profundidad, pero cabe destacar que últimamente los fabricantes y las instituciones están trabajando muy intensamente en ampliar la lista de elementos que intervienen en la seguridad activa y no tanto en los de seguridad pasiva.

Ejemplos de seguridad activa

diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva

Como decíamos, los elementos que se encargan de tratar de evitar los accidentes forman parte de lo que consideramos seguridad activa. Pero dentro de esta categoría podríamos hacer dos divisiones: la seguridad activa mecánica o parcialmente mecánica y la seguridad activa electrónica.

En la primera categoría nos encontramos con los frenos, los neumáticos, la dirección, las luces o la suspensión, entre otros elementos. Su función no es únicamente la de evitar accidentes (ya que también son fundamentales para que el vehículo pueda circular), pero su acción nos permite controlar el vehículo en caso de riesgo de accidente.

Dicho de otro modo, la dirección nos permite guiar el coche pero también nos hace esquivar un objeto peligroso en la carretera. Los frenos nos permiten detener el vehículo en conducción normal, pero también realizar una frenada de emergencia. Los neumáticos nos permiten rodar, pero también evacuar el agua en caso de lluvia. Y así con todos los sistemas de seguridad activa mecánicos.

Por otra parte encontramos los elementos de seguridad activa electrónicos o incluso digitales. Aquí podemos englobar desde los elementos de ayuda a la conducción más básicos como el ABS, el ESP o el TCS hasta el control de crucero adaptativo o el sensor de ángulo muerto, entre muchos otros.

Los primeros son sistemas que nos ayudan a mantener el control del vehículo antes de un posible accidente, y que en casi su totalidad son obligatorios en cualquier coche nuevo. Los segundos son esos en los que, como comentábamos, los fabricantes y las instituciones cada vez trabajan más. También conocidos como ADAS, no son más que asistentes a la conducción que nos ayudan a evitar accidentes. Y tal vez el mejor ejemplo sea el asistente de frenada de emergencia.

Ejemplos de seguridad pasiva

diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva

Continuamos nuestro análisis sobre las diferencias entre seguridad activa y seguridad pasiva hablando de este último concepto. Vale, por mucho que los sistemas de seguridad activa lo hayan intentado no han sido capaces de evitar el accidente, por lo que ahora dependemos de la fabricación del propio vehículo para minimizar las posibles lesiones.

Ahí es donde intervienen elementos como el cinturón de seguridad, los airbags, los anclajes ISOFIX o los reposacabezas, entre otros. Como se puede ver, ninguno de ellos sirve para evitar el accidente, pero sí que nos pueden salvar la vida minimizando sus consecuencias. Y un elemento del que se suele hablar poco pero que resulta fundamental es el propio chasis, de cuya fabricación y materiales depende la resistencia estructural del vehículo ante el impacto.

Finalmente, una pequeña reflexión: que los vehículos sean cada vez más grandes y pesados puede ser un incordio a la hora de aparcar o de tratar de obtener consumos bajos, pero responde al incremento de sistemas de seguridad tanto activa como pasiva. Así pues, bienvenido sea ese incremento… si nos puede salvar la vida.

2024-03-11T20:59:58+01:00 11 marzo 2024|coches de ocasion, Consejos coches de ocasión, Mecánica|

Deje su comentario