This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Halógenos, xenón, LED y láser: así son los faros de los coches

Halógenos, xenón, LED y láser: así son los faros de los coches

Hasta hace unos pocos años (tal vez algunas décadas) no había ningún tipo de debate sobre cómo eran los faros de los coches, porque principalmente todos eran halógenos. Pero poco a poco las marcas empezaron a innovar en este sentido buscando una mayor iluminación y una mayor durabilidad… y así surgieron las luces de xenón.

Como veremos, ni siquiera este tipo de tecnología se libraba de tener problemas. Así que poco a poco se empezaron a popularizar los faros LED, una tecnología muy extendida hoy en día. Por otra parte, algunos vehículos también disponen de faros láser, un producto de alto rendimiento (y precio). Pero, llegados a este punto tal vez nos estemos preguntando cómo son los faros de los coches y cuál de estas tecnología nos interese más, ¿verdad? Hoy en Quadis Select tratamos de sacarte de dudas.

Faros halógenos: los más baratos, pero también los menos efectivos

faros de los coches

Tal vez esta sea la tecnología de iluminación que menos explicación necesite, porque es la más extendida. Incluso para alguien que no tenga coche ni sepa de qué estamos hablando será fácil de entender. Basta con pensar en las típicas bombillas halógenas que se ponen en los ojos de buey de los techos de las casas o en algunas lámparas pequeñas, especialmente de lectura. Eso son bombillas halógenas.

Pues bien, en el coche se usan unas muy parecidas que, como pasa en las casas, consumen mucho, se calientan mucho y se funden mucho. Vale, la carta de presentación tal vez no sea la mejor y lo cierto es que no son tan malas como podría parecer, pero en líneas generales son un tipo de iluminación que no tiene un gran alcance (unos 60 metros) y su luz es más amarillenta y menos intensa que la de otros sistemas.

Eso sí, suelen tener un aspecto positivo bastante interesante: normalmente son fáciles de cambiar y no son demasiado caras. Algo que resulta fundamental si tenemos en cuenta que su vida útil es de tan solo 500 horas aproximadamente. Así pues, son recomendables para todos aquellos usuarios que conduzcan poco de noche o en condiciones adversas.

Faros de xenón: mejores que los halógenos, pero bastante caros

faros de los coches

Durante la década de los 90 (pero especialmente durante los primeros 10 años de los 2000) se popularizó mucho otra tecnología de iluminación que revolucionó por completo los faros de los coches: la de los faros de xenón. Aunque en algunos casos los vehículos equipados con este tipo de iluminación montan unos faros que dejaban entrever las bombillas como pasa con los coches halógenos, lo más habitual es que monten una especie de tulipa redonda que los oculta.

Y aunque tras ella encontremos una bombilla de proporciones similares a las halógenas, lo cierto es que en su interior la tecnología era muy diferente. Aquí no hay ningún tipo de filamento incandescente, sino unos electrodos que, al generar electricidad, calientan un gas (el xenón) que genera luz.

Una luz que requiere de menos energía eléctrica, que ilumina tres veces más que las bombillas halógenas y que emite un haz mucho más blanquecino o incluso azulado… pero que también es más caro y requiere de un mantenimiento superior. Lo bueno es que este tipo de luces duran bastante más que las halógenas, pero por contra requieren obligatoriamente de un sistema de regulación automática de altura y de un sistema de limpieza.

Faros LED: los más populares hoy en día

Los faros de los coches de hace unos cuantos años utilizaban bombillas halógenas o de xenón para la iluminación principal, pero poco a poco empezó a proliferar el uso de diodos LED para funciones auxiliares como los intermitentes o la tercera luz de freno. Las marcas fueron ampliando las funciones que hacían este tipo de luces (bombillas de posición, iluminación diurna…) hasta que llegó el boom de las luces LED en los coches.

Las marcas de coches más lujosos innovaron e instalaron luces LED para las funciones principales de iluminación (cortas y largas) y progresivamente otras marcas se sumaron a la fiesta. Y es que el uso del LED es claramente mejor que el de las bombillas halógenas o las de xenón: tienen una vida útil muy superior (de unas 10.000 horas) y su alcance es muy superior, llegando a los 300 metros.

Al principio, como en cualquier tecnología nueva, estos faros eran muy caros… pero ahora cada vez son más económicos y están llegando a coches de gama media e incluso baja. Así pues, lo mejor que puedes hacer si quieres que tu coche tenga faros LED es echar un vistazo a nuestra oferta de vehículos de ocasión para encontrar el que más te convenga.

Faros láser: los más innovadores

Finalizamos el repaso de los diferentes faros de coches con la tecnología más reciente, efectiva y cara que hay: los faros láser. De momento solo están presentes en marcas premium como Audi o BMW, y parece que a diferencia de los LED tardarán más en popularizarse. Eso sí, sus ventajas son impresionantes.

Este tipo de faros ofrecen un alcance superior incluso al de los faros LED, llegando su haz de luz a los 600 metros de distancia. Esto hace que su activación suela ser automática y esté ligada a los faros adaptativos del coche, que «lee» en todo momento el tráfico para saber si hay coches delante nuestro a los que podamos deslumbrar. Si el sistema detecta que no hay nadie, activa los faros láser y se hace de día.

Eso sí, su precio es muy elevado porque la tecnología es cara, pero su longevidad es altísima y responden a la perfección incluso ante condiciones meteorológicas extremas. Sea como sea, en este repaso de cómo son los faros de los coches ha quedado claro que los halógenos son los recomendados para los que circulen poco de noche, pero los LED son los más equilibrados para todo tipo de uso.

2023-12-05T13:22:32+01:00 5 diciembre 2023|coches de ocasion, Mecánica, Ranking|

Deje su comentario